Entrada destacada

Ruta 2019 El Terreno ~ Gomila ~ Palma de Mallorca

Ruta 2019 El Terreno ~ Gomila ~ Palma de Mallorca ENGLISH BELOW - Sitios de interés accesibles a pie o cercanos a El Terreno. De día ...

viernes, 15 de noviembre de 2019

Yo, Sifón - Capítulo 22: Pellini Caffè Gift Box - 40 Cápsulas Compatibles &...



Yo, Sifón, aún me acuerdo, vaya si me acuerdo de cuando estuve en el Pub Marfil, en Vía Portugal; era unos de los locales nocturnos que proliferaron por la zona, con elegante decoración y puesta en escena y con barmans con smoking y pajarita. La clientela era madura o en vías a la madurez y mayormente "ex-combatientes", como la definió un cliente, lo que significaba que eran divorciados, desengañados y similares "gente escopeteada" según el mismo cliente. Estas circunstancias los convertian en personas prácticas, con pocos pajaritos en la cabeza y que iban al grano, aunque también estaban los que la misma sabia persona llamaba los 23 punto 43: quienes habían dejado la soltería jóvenes y la recuperaban, no siempre por su voluntad, ya maduritos y la retomaban donde la habían dejado, lo que conllevaba que se comportasen como jovencitos, con frecuencia con fatales resultados al enfrentarse la realidad con la fantasía de las expectativas o por los embolados en que se metían por falta de experiencia. Otra fauna de estos locales la constituían unas señoritas de buen ver y que habían convertido su presencia diaria en un modo de vida, no se vendian, aunque podríamos decir que sus copas y su subsistencia era sufragada por "sponsors". También estaban los hombres casados que buscaban encontrar aventuras, ampliar horizontes y experiencias, y que no disponian del tiempo que hubiesen deseado. Estos pubs eran templos de la infidelidad y verdaderas fábricas de amantes. Y por ultimo mentar a quienes eran llamados "cotorras" "loros" y "espantapájaros", nombres que hacían referencia a las puestas en escena, indumentarias, complementos, maquillajes, coloretes, perfumes, peinados, pelucas, bisoñes, tintes y demás armas pretendidamente útiles para perpetuar el atractivo y consecuentemente anheladas conquistas. El ala más madura de este colectivo tenía su olimpo en la discoteca Bésame Mucho, en Joan Miró, a la que los taxistas llamaban afectuosamente "el desguace". Cada uno tiene el derecho a su imagen y también a creérsela como quiera, aunque puede que ocurra que quien educadamente piropea delante manifieste sorna detrás.

Los garrotazos inmisericordes de la vida, que especialmente se ceban en quienes no han sabido o no han querido empeñar su entendimiento en evitarlos o comprenderlos, producen muy distintos efectos: a unos los hunden, a otros los trastornan, a otros los enseñan y con frecuencia se dan curiosas combinaciones de efectos. Destacaré peculiares enseñanzas y conclusiones que oí narrar durante mi estancia en el pub.

Una despampanante dama dijo "ya no quiero ni ser propiedad de nadie, ni que nadie me pertenezca; sólo quiero relaciones sinceras a horas convenidas".

Un cuarentón con barba explicó que buscaba tener, necesitaba tener, una ardiente relación romántica y que no le importaba si se limitaba a cogerse las manitas, pero que debido a sus obligaciones se debía limitar a la velada de los martes, aunque eso sí, ese día debía ser sin faltar y con total fidelidad.

Una voz a la que no pude poner cara hizo esta sofisticada elucubración: el universo es todo lo mismo y también tiene un mecanismo único básico, de ahí deviene todo lo demás y por tanto cualquier mecanismo que descifres, de alguna manera se aplica también a cualquier otra cosa. El triángulo es la base de la geometría y por tanto nos muestra el poder del tres; una mesa no se sostiene con dos patas, lo cual muestra la debilidad del dos; con cuatro o más patas sí se sostiene, pero también con tres, lo cual muestra la superioridad del tres, ya que siendo menos logra lo mismo; de esto se puede deducir que las mejores, eficientes y estables uniones y las que también mejor reparten el peso, las conforman tres personas, y que por tanto el trimonio, en cualquier formulación, resulta más viable que la pareja. El agua, molécula estable y fundamental, consta de tres átomos.

Coent, cliente de diario, ofreció a toda la barra esta peculiar técnica de ligue: haciendo uso de la estadística uno puede follar lo que quiera. Esto lo aprendí de uno que vive en Londres y que ha superado su poco atractivo con la fuerza de los números. Se dedica a repartir en toda ocasión tarjetas con su teléfono, la entrega de la tarjeta la acompaña de un pequeño discurso, de máximo tres minutos, ofreciendo algo, dar clases..., tiene varios discursos a mano, y en ninguno hay una referencia explícita al sexo aunque algo deja entrever. Reparte unas cincuenta tarjetas al día. La cuenta es fácil: tantas tarjetas producen X llamadas y tantas llamadas X resultados. No falla.

Perfecta técnica, tercia María la Mallorquina, pero para este viaje no hacen falta alforjas, lo más práctico para quien vaya salido o caliente como una coneja es bajar el listón. Esto de las llamadas no se lo deseo ni a mis enemigos, lo receptores de las tarjetas que acabarán llamando serán lo peor. Un amigo que es ligero en dar su teléfono cambia de número cada dos por tres para quitarse plomos, trastornados y locas de encima. Yo doy mi teléfono con cuentagotas y así conservo el número de siempre. Si uno descubre el sexo que hay más allá de lo bucal y genital, como realmente es, amplía las posibilidades del placer, puede encontrarlo casi continuamente. Se trata de saborear al momento lo que se presenta en lugar de situar el placer en la consecución de un logro. A este sexo extendido lo llamo microsexo, se basa en que poco no es menos que mucho; no se disfruta menos comiendo una fresa que comiendo diez; una mirada, una insinuación o un roce pueden excitar superlativamente el deseo, al igual que la realización del sexo genital lo puede extinguir. El microsexo se puede practicar en cualquier lugar y consiste en explotar todas las posibilidades de interacciones sin contacto que excitan el deseo, el propio y quizás también el ajeno. Asimismo, aprovechando las circunstancias, se puede pasar al contacto físico y, sin cruzar la línea de lo explícito, llegar hasta donde el otro considera que dicho contacto no es sexo. Esta consideración puede ser ampliada con el uso de nombres adecuados: masajes, masajes con tarjeta, relax, tantra, técnica X, golpes en los paralelos, transportación cósmica, masaje prostático..., nada que sugiera sexo.

Otro contertulio, Hortho Prolijo, interviene "abundan quienes se pasan la vida sufriendo su presente mientras condicionan su gozo a la consecución de logros, se garantizan así también frustraciones futuras cada vez que sus expectativas no se cumplan o bien si lo hacen no resulten concordar con sus ilusiones; quienes siempre exprimen placer y saben también enfrentarse al presente tienen al mismo tiempo un futuro garantizado, ni sufrirán por lo inevitable ni por eventuales desventuras ni por desengaños".

"Leí que muchas personas tienen fantasías fuertes, con las que se recrean aunque nunca se plantean llevarlas a la práctica, quizás ni siquiera las llevan al terreno de la paja, que aunque sea este un territorio en que uno puede fantasear impunemente no deja de estar sometido a las propias limitaciones mentales. Es obvio, Mallorquina, que será fácil que se deje hacer alguien a quien le excites estas fantasías, e incluso más si se las descubres, caso de que las tenga sólo de manera subconsciente. En el mismo artículo leí que se fantasea mucho con conocidos y vecinos. Sí, el vecino de quinto es con extraordinaria frecuencia ese oscuro objeto del deseo".


Degusta+ Exquisitos Platos y Tapas: Pellini Caffè Gift Box - 40 Cápsulas Compatibles &...: Libros de Antroom www.bit.ly/antroom Pellini Caffè Gift Box - 40 Compatibles con Máquina Nespresso (200 g). Paquete de regalo eleg...

lunes, 11 de noviembre de 2019

Cámara de Vigilancia WiFi Mibao 1080P Cámara IP Inalámbrica & Preparado para Paella (Salmorreta)

Software y E-books para nuevos emprendedores en Internet


Si no sabías por donde empezar, dónde conseguir la información que te faltaba, o cómo lograr que tu negocio despegara definitivamente...


Ahora lo tienes más fácil que nunca, gracias a las soluciones creadas para "no expertos" en diseño de páginas web, autorespondedores, edición de e-books, boletines, y los cursos y libros electrónicos del estilo "paso por paso", para empezar a obtener beneficios ya. Click Aquí!
Cámara de Vigilancia WiFi Mibao 1080P Cámara IP Inalámbrica, HD Visión Nocturna, Detección de Movimiento Remoto, Alerta de aplicación, Audio Bidireccional, Monitor para Bebé/Mascota




Degusta+ Exquisitos Platos y Tapas: DistritoG Benidorm & Alicante: Preparado para Pael...: DistritoG Benidorm & Alicante: Preparado para Paella (Salmorreta) - 100 g & CALDO... : Libros de Antroom www.bit.ly/antroom Majado...

viernes, 8 de noviembre de 2019

Yo, Sifón - Capítulo 21


Yo, Sifón, aún me acuerdo, vaya si me acuerdo de cuando estuve en la cafetería Click en el Paseo Mallorca. Importante fue mi estancia ya que durante ella aprendí que nunca lo has visto ni oído todo, por más que ya hayas visto y oído, y también de cuan verdad es el antiguo refrán "on te creus que no plou no si pot estar de goteras" (donde te crees que no llueve no se puede estar de goteras), lo mismo se podría decir del suelo al que jurarías seco y sobre el que sin embargo han perdido aceite. También en Click conocí a una adelantada a su tiempo en la moda de considerar super a todo; "ayer vi una película superdivertida", "mañana tengo una entrevista super-super importante". Y quizás lo más peculiar: una señora que sólo decía "gris" y que sudaba un montón y de la que se murmuraba que era ladrona, o la voz que no pude identificar y que dijo "es mejor estar medio abierta" ¿...?, o, el señor americano, cliente de diario y de bebida única y que la pedía con un recitado que ningún camarero entendía debido a su pronunciación, "esmirnofvodkaconielousinlemon", a no ser que el camarero ya lo conociese, le servían invariablemente vodka con limonada para su indignación; este señor tenía una memoria cero, se olvidaba que había ya bebido y repetía continuamente su retahíla. Obvio es decir que se iba bien alegre, caso de que no hubiera llegado ya en tal condición.
Click se abrió como local novedoso en todos los aspectos, era rompedor, y gran éxito durante años ello le dió. Transcribo el comentario de un cliente. "Nunca tomo pizzas, para nosotros lo de este lugar son las hamburguesas, los perritos y los sándwiches. Todos se sirven emplatados con patatas y ensalada. Los platos tienen nombres de película y existe gran variedad de combinaciones. 
El local está ambientado con dibujos relacionados con el cine y no se si será por los recuerdos que me trae pero me siento muy a gusto en este ambiente".
Estar durante un tiempo detrás de la barra de un local animado y con público variopinto da para mucho mucho. Veamos.
Cómo me dió que pensar lo que de manera convencida dijo Gigi: "No lo recuerdo y si no lo recuerdo no existió" ¿Puede ser esto verdad?. Práctico sí es pretender haber olvidado lo que no interesa o que lo se desea no hubiese ocurrido; ¡ay! la carne es débil. Suponiendo que Gigi hubiese olvidado de verdad y que los demás intervinientes en la fechoría no, pues no se podría pretenter que la tal no existió; pero en el caso de que todos hubiesen olvidado ¿existiría el hecho?, la respuesta parece fácil, pero... ¿dónde queda registrado el hecho?.
¿Se puede establecer que es la felicidad? ¿Existen la fórmula o fórmulas para alcanzarla?. Pues bien, Baron de Mitelclas no sólo tiene la fórmula de disfrutarla sino que también tiene la de la infelicidad: ser rico. Pensándolo bien, resulta obvio que sin saber que es la una no se podría tampoco deducir que es la otra.
Durante una velada, ya algo cargado de alcoholes, Baron de Mitelclas fue presa como de un furor sagrado y largó con frenesí esta arenga a su grupo: "mi felicidad se encuentra en entretener, divertir a la clase media y que a cambio me da su amor y que yo a su vez devuelvo con besos y abrazos. ¿Qué mayor felicidad puede haber que la de fundirnos en amor?. Esto es algo sólo al alcance de la clase media, algo que los ricos nunca podrán tener y que amargamente envidiarán y que por tanto los sumirá en la infelicidad". Entonces se abrazó al camarero y esparció por el suelo un paquete de servilletas de papel, y continuó "nadie puede ser más feliz que este camarero que nos ha dado su amor y que mañana con amor cogerá la escoba y barrerá. Ningún rico jamás conocerá la felicidad que da la escoba". Entonces uno de los asistentes tomó la palabra "abominad de la riqueza y del marketing, fuentes de la infelicidad, y abrazad la escoba salvadora". Intervino otro de los asistentes "conozco a uno al que le tocó un sorteo y al que el dinero le ha servido para ponerse gordo como un tonel, tonel tonel. ¡Fuera loterias! ¡Fuera primitivas, primas del diablo!. ¡Viva Baron de Mitelclas, profit japines!. No, estas personas sólo habían tomado alcohol.
Una tarde llegó Caggon Tresenuno y contó al camarero esta bonita historia: ayer iba en el bus 3, estaba sentado en uno de estos asientos en los que tienes de cara al de delante. Mi vecino era un cincuentón y el que al minuto de mi llegada me dice ¿puedo hacerle una pregunta? no había tal pregunta, se pone a recitar algo con trazas de poema que hablaba del pensamiento y que pretendía ser una pieza de sabiduría, ¿le ha gustado? me pregunta; asiento y se pone a recitar una segunda revelación, mi repetida aquiescencia parece que le anima y con mayor ímpetu se pone a hablarme del karma, del número de vidas que tenemos y de lo buenos que debemos ser; me pregunta si tengo pareja o estoy casado; le doy nombre y apellidos de mi esposa fake para que no quepan dudas; su cara muestra una cierta contrariedad al tiempo que me da un papelito, verdadero enemigo de la gramática, en donde aparece un número de teléfono y lindezas como "Madre Divina le entrego Este defecto para que Lo elimine" y "Sexo logia superior".
La casualidad ha querido que hoy haya visto al hombre sentado en el mismo asiento y largango, supongo el mismo discurso, a otro "afortunado", y me he preguntado ¿le faltará un tornillo? ¿busca reforzarse sus creencias? ¿estará reclutando para un culto? ¿habrá detrás una intención solapada, como por ejemplo un 69 oculto? No he podido dilucidar una respuesta y espero no se me presente la oportunidad de profundizar. Es frecuente que detrás de palabras, gestos, sonrisas y efusividades haya una intención, como ejemplos, en el caso del comerciante, aligerarte el bolsillo, o la de quien lo único que realmente busca es el mirar a Cuenca.
Volviendo a ayer; como vi que el rollo no iba a parar y que me quedaba bastante trayecto, súbitamente me levanté, dejando, para su disgusto a mi predicador con la palabra en la boca, y con cortés despedida me bajé del bus. Inmediatamente llegó el 5, en donde encontré plácido asiento. El karma me ha premiado me dije, muy bien me debí portar en mi vida anterior, me ha quitado a este pelma de encima y además llegaré antes. Se me ocurrió entonces esta moraleja "a los tontos déjalos, a las tontas déjalas; déjalos, déjalas que felices vayan, y más cómodo viajarás y antes llegarás".

Libros de Antroom www.bit.ly/antroom

jueves, 7 de noviembre de 2019

Ruta Noches Gomila

Libros de Antroom www.bit.ly/antroom

CASA DI CLAUDIO - SINDIS - LA POLKA

Te proponemos esta interesante ruta de noche en Gomila. No necesitas coger el coche ya que justo enfrente de los locales tienes la parada de los autobuses 3 - 20 y 46 y la cuesta que te deja delante de la parada del bus finde nocturno. Empieza por Casa di Claudio - Aquí puedes tomarte un caña, picar algo o cenar con alguna de sus especialidades italianas. Continúa la ruta justo al lado, BAR SINDIS, con pantallas con deportes nacionales e internacionales. Ambiente internacional. Y última parada La Polka con su peculiar ambiente y música y en donde no faltan gomileros de la vieja guardia. Sindis y La Polka son los locales que mas tarde cierran todos los días de la semana. Los tres locales ofrecen bebidas y comidas y tienen terraza.
Casa en Claudio y Sindis están en Plaça Saigo Dolça (frente gasolinera), y La Polka en Joan Miró, 4.
Consulta más rutas guay y eventos en http://bit.ly/rutasguay

viernes, 1 de noviembre de 2019

Yo, Sifón - Capítulo 20


Yo, Sifón, aún me acuerdo, vaya si me acuerdo de cuando, a comienzos de los 80s, estuve en el bar Día, sito enmedio de la calle Apuntadores. El local era un bar de tapas, con un estilo y con una clientela más informal y más joven que los que tenian los más antiguos bares del mismo enfoque, cuya clientela y personal eran de mediana edad, su ambiente buscaba ser distinguido y se practicaba una sobreeducación que constantemente reafirmaba la dignidad de los presentes.
Mi narración girará sobre dos clientes del bar, Frastínez y Lapabla, y que también lo eran de muchos otros de la zona: Pope, Reina, Rioja, El Coto, Arenas, Lírico... Ambos compartian una peculiaridad: eran "frasistas", tenían la costumbre de ir diciendo y repitiendo frases. Usar frases hechas es un recurso al que todos recurrimos, y al igual que las emociones que todos compartimos, lo que cuenta es la medida o su intensidad.
Unos diez años atrás, estando yo en la Bodega del Mar, en la calle del mismo nombre, supe de la afición de Frastínez por las frases, pero lo que en un primer momento me llamó poderosamente la atención fue el matrimonio Frastínez en sí. Nunca había visto un match, como ahora se dice, más perfecto. En lugar de dos personas parecían una dividida en dos, y no porque se hubiesen mimetizado, lo que sucede a muchas parejas, sino debido a una inexplicable sintonía que hacía imposible imaginar el uno sin el otro. No tenían hijos y daba la impresión de que estaban más allá del sexo. En realidad no creo que nadie pudiese imaginarlos haciendo sexo, ni entre ellos, ni con nadie. ¿Sería este el secreto de tal perfección parejil? ¿Serían vírgenes?. Oí una vez contar de una pareja del lejano poniente de que sólo una vez hicieron uso del matrimonio y que encima esto les bastó para tener un hijo. ¿Acaso los Frastínez ni esa sola vez?.
A lo que iba, el Sr. Frastínez, cuya característica más notoria eran sus rojas mejillas de bebedor de vino, tenía la costumbre de largar una frase, a modo de saludo, siempre que entraba en un local, se encontraba con alguien y en cuanto la ocasión se terciaba. Podríamos decir que él era lo que se llamaba un "afecto al régimen", lo que no le impedía hacer cierta sorna, con su peculiar énfasis, de las frases oficiales, sus preferidas. Estas recuerdo: Gibraltar español, impasible el ademán, adhesión inquebrantable, atado y bien atado, estamos en crisis; apaga la bombilla "ahorre energía, aunque usted pueda pagarla, España no puede"; el agujero de ozono, hay que tapar agujeros; "comamos patatas" pero sin tocar los huevos; futing, a correr, correos; contamos contigo (propagandas sobre el deporte); democracia orgánica (democracia de los órganos, agregaba), el trabajo ennoblece, la pérfida albión (Inglaterra); no hay seriedad hoy en día; esto ya no es libertad, es libertinaje; la juventud de hoy está perdida; yo os amo (parodiando al Papa); soy drogadicto, mi droga es Benedicto y Rita ¿el Papa sabe lo tuyo? (creadas durante la visita papal a Valencia).
Lo de Lapabla era más endemoniado, se quedaba con lo que alguien le decía para repetirlo despectivamente, generalmente cuando comparecía su autor y por supuesto sin que se enterase. Podríamos decir que lo que alimentaba, lo que más divertía a Lapabla, era la inquina. Las frases nada decían en si mismas, el sentido se lo daba el tono de escarnio con que las imitaba. Algunas: son mis amistades, ¡ay! siempre llego tarde, no quiero nada que no sea mío (¡ladrona! agregaba), el mercedes de papá, soy prosaica, soy muy natural, estoy medio abierta; apunta, ya pagaré. Nadie de su círculo estaba libre de su frase denigratoria que le identificaba a modo de mote.
Tres eran las dedicaciones a las que entregaba su vida Lapabla, la ya mentada de las frases hirientes, criticar a todo quisqui y seguir la moda, explicada en el capítulo anterior, de ir cubierto de oro y llevar el pelo voluminado y ultrateñido. No parece una existencia muy envidiable pero, quien sabe, quizás era su mejor opción. Las escaleras de la vida cada uno las baja como puede, pero a mi me da que para quien más fácil resulta es para quien siempre sabe estar en su sitio.
Frastínez era una de las dianas preferidas de sus dardos envenenados y especialmente le sublevaba oirle decir uno de sus piropos preferidos: eres un gran trabajador. Ahí saltaba Lapabla ¡mira que dice, él nunca ha trabajado, nunca, nunca, falso, fantasma!.
Los chascarrillos de Frastínez eran bien recibidos y hasta eran repetidos por su público, en general indolente, que gustaba de esa burla suave a las verdades oficiales; hasta los servidores del régimen reían bajo la nariz. Eran unos tiempos en que los chistes sobre políticos, curas, monjas y sobre "lo que debía ser" se actualizaban a diario (chistes update se diría hoy); esperado era quien diría "sabes el último de...". Da la impresión de que la propaganda a favor (en contra es otra cosa) no había aprendido todavía que los temas y los lemas se deben constantemente actualizar para evitar que la arista de sana apatía, que en un grado todos tenemos, y que acaba por convertir en folclore todo lo que toca, haga de las solemnidades pasto de su humor.

miércoles, 30 de octubre de 2019

Antroom - Club A: Paella & Rowenta Comfort Compact SO2320F2 Calefact...

Antroom - Club A: Paella & Rowenta Comfort Compact SO2320F2 Calefact...: Por buenísima que sea, nadie come paella cada día 3 ~ 6 ~9 Ocurrencias ~  Aristas Ilustres en www.bit.ly/antroom Degusta+ Exquisitos ...


¿Te Gustaría Iniciarte De Forma Profesional En El Maravilloso Arte De La Decoración Con Globos? Te presento mi curso de Formación Profesional Diseño y Decoración con Globos 100% online, que reúne en 4 sencillos y explicativos módulos, todo lo que necesitas saber, para hacer y vender fantásticas creaciones.


¡No te lo puedes perder!